domingo, 18 de mayo de 2008

Arlington Park - Rachel Cusk


Reseña publicada en http://www.ciberanika.com/
Realizada por Celia Santos

Tres mujeres de clase media de un barrio londinense, analizan sus vidas que se han reducido a cuidar de sus maridos y sus hijos. Se lamentan por haber perdido sus sueños y por llevar una vida monótona e insustancial. En un día gris y lluvioso, la vida de estas tres mujeres queda reflejada en esta interesante obra.Rachel Cusk es autora de cinco novelas: Saving Agnes, The temporary, The country life, The Lucky ones y In the Fonds. Ha ganado premios como Whitebreas a la primera novela y en 2003 fue elegida una de las mejores jóvenes novelistas por la revista Granta. Lumen nos presenta ahora su último trabajo.

Quizá no sea esta una novela al uso ya que la objetividad hiriente de Rachel Cusk puede que no sea del agrado de muchos lectores, al mostrarnos la cruda realidad de tres mujeres abiertas en canal y que nos muestran las entrañas de sus frustraciones y sus desencantos. La historia transcurre en un solo día en un barrio de Londres y es contada de forma tan fría y sarcástica que, por un lado provoca el deseo de abandonar la lectura pero por otro engancha de tal modo que deseas seguir pero sin esperar que ocurran grandes acontecimientos, sino por conocer mejor el fondo de estas tres mujeres que entregan su vida y su alma al convertirse en esposas y madres a las que su familia les roba toda su energía vital. “Son asesinadas poco a poco por sus maridos” dice una de las protagonistas. Durante toda la narración, la lluvia es quizá uno de los personajes más importantes ya que refleja, a través del desapacible día, su estado de ánimo. Sus vidas son grises, nubladas, como la lluvia de Arlington Park, protagonista de toda la historia y que refleja su mundo interior y su desesperanza. Con un estilo quizá algo atípico, Rachel Cusk deja ver la influencia de Virginia Woolf, presente en toda la obra y el guiño a su novela “La Señora Dalloway”. La obra se completa con pinceladas de humor negro y sarcasmo que hacen la historia más amarga. Un claro reflejo de una sociedad, no sólo la inglesa, que hace que la clase media se acomode en su materialismo y limite la vida de las mujeres a paseos a centros comerciales, compras y un café con las amigas.

1 comentario:

Apostillas literarias dijo...

Celia, te correspondo la visita y la agradezco.

Es un placer conocerte y conocer tu blog a través de Carmen.

Un abrazo
Magda